Wifi

gratis

¿Por qué reservar desde aquí?

Toledo, tres culturas: el barrio musulmán

Por | 26 septiembre, 2014 | 0 comentarios

Plaza de Zocodover en Toledo, cerca de nuestro hotelEn el crucial año 711, Toledo cayó en poder de las fuerzas islámicas dirigidas por Táriq ibn Ziyad, en un dominio que se conocería como la Taifa de Toledo y que duraría casi trescientos años, hasta la reconquista de la ciudad en 1085 por las huestes de Alfonso VI. Esta presencia musulmana dejará su impronta en la ciudad que luego sería sede de los Reyes Católicos y de las posteriores dinastías.

Tanta es la huella árabe en Toledo, que se puede decir que su estructura también es islámica, con calles abigarradas que recuerdan a las medinas del Magreb y tejados a gran proximidad pero con ventanas, eso sí, que nunca se miran de frente. Patios interiores que esconden a las miradas públicas sus tesoros y presencia de vistosos azulejos y fuentes. En su momento de máximo esplendor, hubo hasta 12 mezquitas en la ciudad, de las que se mantienen tan solo 2, la del Cristo de la Luz, que data del año 999 y la de Tornerías, de construcción algo posterior.

Los mayores muestras del pasado musulmán en Toledo se encuentran en la cara norte de la ciudad, como la citada mezquita del Cristo de la Luz o la emblemática plaza de Zocodover, punto neurálgico de la ciudad, y con funciones de playa mayor durante buena parte de su historia. Su nombre árabe significa “mercado de bestias de carga”, y en ella se celebraron corridas de toros y también otros actos menos festivos, como los Autos de Fe de la Inquisición o la ejecución pública de condenados a muerte.

Las puertas del Vado o la de Alcántara, por citas algunas, tienen estructuras árabes, aunque lo más llamativo de la herencia musulmana en Toledo es la estética mudéjar, como los arcos de herradura, y la decoración con ladrillo, la mampostería y las hermosas yeserías, ornamentaciones muy trabajadas con motivos vegetales, geométricos o con inscripciones árabes.

Corresponde ahora al viajero atento leer todos esos elementos sobre el terreno y qué mejor manera de disfrutar Toledo que alojándose en ella algunas noches. En el Hotel Carlos V estaremos encantados de recibirles en nuestro establecimiento con encanto del casco histórico de Toledo, donde podrán disfrutar de una estancia cómoda, agradable y económica.

Categorías: General

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*